jueves, 4 de mayo de 2017

África y Groenlandia iguales, ¿En serio?

Esta semana tuvimos una discusión bastante curiosa. Estábamos hablando sobre Kim Jong-un"el amado líder" de Corea del Norte; un tío divertido y muy mordaz. Quizás lo conozcáis por algunas de sus excéntricas hazañas, como fundar un grupo de música pop y su hit "Our Beloved Leader" o liquidar a su tío y su hermanastro al más puro estilo general Aladeen de Wadiya, entre otras.




En esta ocasión, hablábamos de uno de sus temas favoritos, las continuas amenazas nucleares al mundo. En concreto, hablábamos del modelo de ICBM Taepodong-3 y si estaríamos a salvo aquí, en España, en caso de que realmente existieran (no serían las primeras armas de destrucción masiva de cartón-piedra que conoce la humanidad).

Pues mapa "parriba" mapa "pabajo" esto es lo que descubrimos:


Bueno, pues más allá de aclararnos que si queríamos estar seguros era mejor mudarnos a Cádiz, este mapa nos recordó algo interesante: Las proyecciones sobre los mapas, ¿Es el mundo en realidad tal y como nos lo pintan?

Y es que, si os fijáis un poco en las ondas de alcance balístico pintadas sobre el mapa anterior, hay algunas cosas que no casan. Es más, ¿Os sorprendería si os dijera que ni siquiera casa el mapa en realidad? ¿Es realmente Groenlandia tan grande como toda África? ¿Os habéis parado a pensar el tamaño que tiene la Antártida cuando la vemos en el cole? No sé porqué se la disputan 5 países en lugar de repartirla, si hay hielo para todos.


Bueno, para los que no lo hayáis pensado nunca ya os digo: África, con una superficie cercana a 30,37 mill. de km2 es muy superior a los 2,1 mill. de km2  de Groenlandia. Tan superior, como unas 14 veces.


Pero entonces... ¿Qué no cuadra aquí? pues esto es lo que os vamos a contar hoy y tiene mucho que ver, con el texto que titula la imagen anterior: Proyección de Mercator.

Los mapas geográficos en su acepción más clásica, tratan de representar sobre un plano, y en consecuencia, trabajando con dos dimensiones, algo que posee tres. Como supongo que veréis venir, esto implica un problema importante que distintos autores resuelven de una u otra manera. ¿Dependiendo de qué? Pues de qué detalle de la realidad les es menos útil para el propósito del mapa.

Los nacidos en los 80 en España (al menos en los early 80s) nos hartamos de ver el mapa a partir de esta proyección, que fue presentada en 1569 por Gerardus Mercator, cartógrafo y geógrafo Belga para poder representar rutas marítimas en la época.

¿Es antiquísima eh? Pues es la que conocéis casi todos, no solo por la educación recibida sino también porque es la que utilizan programas clásicos muy presentes en nuestras vidas, como Google Maps, Bing Maps OSM, que es el que usamos en Qoord.

Y es que cuando intentas pasar a plano la superficie de una esfera (o geoide, en este caso) no resulta sencillo; no ya estirarla en una superficie, que ya de por sí es un despendole y si no me creéis, os invito a  probar con una naranja en casa y conseguir que el resultado de estirar toda su piel sobre una mesa, sea rectangular, así que Gerardus tuvo que ingeniárselas para que el resultado le permitiera medir distancias y aún encontró un truco para mantener la forma de los continentes, pero las proporciones entre unos y otros...

Así que os presento la más dura realidad en cuanto a proporciones se refiere:


¡Medio mundo sería danés si la proyección de Mercator fuera correcta!

Todo porque en realidad es imposible proyectar una esfera en una superficie de dos dimensiones sin que haya algún tipo de distorsión asociada en la forma o los ángulos.

La proyección de Mercator mantiene la forma, la dirección y permite realizar mediciones de distancias con desviaciones mínimas. Esto lo consigue realizando una proyección cilíndrica, dividiendo toda la superficie terrestre en cuadrículas de 15ºx15º. 

Proyección cilíndrica
Esto de por sí genera una distorsión en la forma de las cosas, "estirándolas" a medida que nos acercamos a los polos. Este problema lo resolvió Mercator aplicando una deformación vertical a la cuadrícula similar a la que se generó durante la proyección cilíndrica.

Proyección de Mercator

Por supuesto hay otros modelos que intentan eliminar las distorsiones de Mercator de entre los cuales encontramos el de Robinson, Dymaxion o Winkel-Tripel (usado por National Geographic) aunque probablemente el de Gall-Peters es el más conocido y quizás hasta extendido, principalmente por razones políticas ya que aunque conserva la proporcionalidad de continentes tiene importantes distorsiones.

Por último, recordar que los mapas están en constante evolución. Tanto es así que en 2016 el arquitecto Hajime Narukawa presentó AuthaGraph, que se considera, y si no que alguien me corrija, el mapa más preciso y proporcional creado hasta la fecha.

Pues como hasta el mundo de los mapas tiene su puntito cómico, os dejo una referencia de XKCD al respecto, eso sí, en inglés. 


¡Buen fin de semana a todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario